domingo, 10 de enero de 2010

Sentimientos del hombre y la mujer


Ayer me dejó un comentario un muy querido amigo mio, en el cual me dice que acaba de terminar con su novia... Y retomando algo de lo que me ha pasado estos últimos meses y analizando llegué a una sola conclusión.

Los hombres (en su mayoría, no generalizo) mayores buscan siempre una chica joven, entre mas ingenua e ilusa mejor, aunque muchas chicas pintan carita de inocente y son mas casquivanas que la que se ve alegre y dicharachera y les ponen el cuerno a sus esposos o novios pero los ciegan con sus tiernas y elogiantes palabras o su hermoso cuerpo, logran hacer que él se sienta mas joven, mas hombre, mas interesante y sobre todo orgulloso de esa belleza de mujer que tiene al lado. Tratando así de presumir una virilidad de semental y una juventud que están muy lejos de tener y cosa que solo él se lo cree porque los demás de infeliz cornudo no lo bajan.

Otros de mediana edad solo buscan sexo, tienen una enorme cobardía, temen enamorarse y ser lastimados o engañados, piensan que la mayoría de las mujeres son simples objetos en busca de sexo y cosas materiales, ellos tratan de apantallar con un buen auto, buenos regalos,melosas palabras que están muy lejos de sentir, pero son astutos hasta lograr su objetivo y cuando lo logran su única expresión es: - No que era tan santa? Todas son iguales! Y yo me pregunto quién no desea ser amado? Como diría Sor Juana :- Hombres necios que acusaís a la mujer ....

Los hombres jovenes sin embargo buscan a la mujer "madurita" para experimentar, no le llenan sus expectativas, ni le atraen, ni le satisfacen las chicas más jóvenes, las considera sosas, frías, flacas y vacías. El jovencito está tan lleno de energías, inquietudes y deseos de debutar como macho, que no piensa a veces en las consecuencias de sus actos y hasta termina enamorándose de su dulcinea maravillosa, considerándola su Venus de Milo, su Diosa escultural que lo deja satisfecho en la cama, pero siempre confuso en su corazón.

La mujer( obviamente no generalizo, tambien hay excepciones) busca sentirse amada, querida, atendida, valorada, buscada, deseada, y de cierta manera: “Necesitada más que nada en el alma”. Los afectos de la mujer no se concretan a los límites de la piel que pide y exige sexo… ¡No! Los amores, pasiones y deseos de la mujer, sea madura o sea tierna, van mucho más allá de la piel, y no se concreta sólo en el sexo ¿Qué importa que este sea de un hombre joven o de un hombre adulto?
Ella inventa, experimenta, crece, corre riesgos, rompe reglas, se equivoca, lo vuelve a intentar, se divierte, ríe, llora, canta, se emociona, pero siempre… Buscando el amor y sobre todo...¡Buscando lealtad!

¿Ven que no somos tan difíciles de entender?



5 comentarios:

marina montecristo dijo...

Hola Lulu,
Gracias por tu visita y comentar,
cierto es hace bastante tiempo de nuestras visitas,
Estoy dentro de las circustancia bien...
Te agrego en facebook.
Una bonita entrada del hombre y la mujer....
La mujer actua mas con el corazòn que con la cabeza..Aunque estan las excepciones..
Nos seguimos visitando...
Feliz 2010
Abrazo

El Aletz dijo...

hola lulu :)

me encantó el post de hoy :D

chida forma de analizar las dos caras de la moneda. muchas gracias por tus palabras sigo esperando que el tiempo me componga y a seguir echándole ganas sobre todo en la chamba que es una gran terapia. no hay más.

besos te quiero muchoooo!!! :D

la MaLquEridA dijo...

Me gustó el último párrafo: ella inventa, experimenta, corre riesgos, rompe reglas, se equivoca, etc¨. si, todo eso y más es una mujer, te lo dice alguien que de eso sabe mucho.



Saludos.

chOcolAte sEnXuAl dijo...

andabas bien inspirada querida lulu

ay porque pensaremos tan parecido

yo me uno al grupo de las mujeres que deseamos mas que nada arriesgarnos y romper reglas si de amor se trata

Ana Márquez dijo...

Más razón que Santa Rosa de Lima tienes, hija. Ellos son primitivos, y encima si se lo dices, se mosquean. Oyes, que no lo sean, ¿no? Y cuando demuestren que no lo son, cambiaremos de opinión.

De una cosa estoy absolutamente segura. En sta estúpida sociedad que viviemos, un tío no vale sólo por lo que es (q entonces valdría muy poco, jé) sino porque lo q tiene y luce: empezando por el cuerpo propio, el trabajo propio, la pasta que gane, el coche que lleve y el cuerpo ajeno de la moza que lleve al lado. Si la moza que lleva al lado es de impresión, aunque tenga vacía la sesera, el tío sube puntos en la estimación de sus amigos, conocidos y sociedad en general que le admirarán y envidiarán, aunque la moza en cuestión en la intimidad sea un esperpento intratable.

Por eso yo siempre digo que para saber si una persona es o no interesante, simplemente hay que imaginar si esa persona sería interesante en un mundo de ciegos. Si no lo sería, es que no lo es...

Soy Ana de Absurdilandia :-) Hasta las narices de todas estas mierdas y a punto de mandar otras muchas al carajo.

Me encantó tu entrada. Un besazo, guapa.