martes, 17 de mayo de 2011

Soy....

Soy tu hija, la que traviesa y alocada te hizo pasar miles de sustos, desvelos, verguenzas  y corajes,
sé que así fué, pero tambien sé que hoy por hoy lo más importante en la vida no se puede elegir, nadie podemos elegir quienes serán nuestros hijos o nuestros padres...Pero aún a pesar de todo tambien sé que hubo momentos en que te hice feliz...

Soy tu amiga la que a pesar de tus consejos siguió el camino que ella creía que le convenia, pero según mi filosofia no aplicaba en mi, pero creéme rogaba porque tú fueras feliz....


Soy tu esposa la que terapeaste, humillaste, maltratabas y hacias creer que ser sumisa y adnegada más que un perro fiel, era la cruz de toda mujer...

Soy la empleada que te sirvió de escalón para que tu empresa subiera y al pasar los años no merecí ni un adios, pero a pesar de todo las gracias doy porque humildemente gracias a ti comí

Soy tu madre la que equivocada creyó que el camino que les enseñaba era el mejor, haciendoles que aveces tropezaran y con ello se lastimaran, la que aveces los hacía enojar por aquel guisado de verduras que a ti no te gustaba... Pero lo que no saben hijos es que en cada minuto de su existencia daba yo mi vida.

Soy la que dejó esa huella en ti, para otros fueron cicatrices que quizás aun duelen ¿Pedir perdon para que? la herida está hecha ya nada se puede hacer.

Soy ... soy yo y a pesar de todo no quiero cambiar nada porque fué lo que me hizo ser quién soy.

3 comentarios:

Mariposa Errante... dijo...

Querida Lulu:

Para todas mujeres debieran ser esas letras... Hermosas.

Besos.

la MaLquEridA dijo...

Una madre que sabe que no hay marcha atrás y que lo hizo fue con la mejor intención.


Beso.

SirPyerre dijo...

Muy bueno mi querida Lulu, somos la suma de nuestros actos pasado. Saludos y un fuerte abrazo.